La elaboración de vino y el enoturismo podrán acceder a una asistencia mayor para enfrentar la crisis del COVID19

pareja degustando vino blanco

El turismo es considerado como sector “crítico” en el marco del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, y entre las actividades económicas vinculadas a este sector se incluyó a las bodegas y establecimientos que elaboran vinos. Esto les dará la posibilidad de acceder a mayores beneficios por parte de la Nación para mitigar el impacto de la crisis generada por el COVID19.

A través de la Decisión Administrativa 1760/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción recomendó y el Estado Nacional decidió extender a septiembre inclusive los beneficios a empresas y empleadores para mitigar el impacto económico que genera el aislamiento social y preventivo ordenado para combatir la pandemia del COVID19. Y esta vez amplió el horizonte de beneficiarios a más actividades y consideró que el enoturismo es un sector “crítico”, por registrar un impacto negativo mayor, y en este sentido abrió la posibilidad para que las bodegas y establecimientos vitivinícolas de todo el país que elaboran vino puedan acceder a beneficios especiales para mitigar la crisis.

Este era un pedido siempre presente y reiterado en varias ocasiones a las autoridades nacionales por parte de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), que alertaba sobre el impacto que la cuarentena y el aislamiento preventivo para combatir la pandemia del COVID19 estaba generando no sólo en el turismo del vino sino también en el consumo de vinos en determinados segmentos, teniendo en cuenta la imposibilidad para operar con normalidad que sigue teniendo hasta hoy el canal de restaurantes, bares y confiterías donde se vende y consume vino y espumantes. Un canal que para muchas bodegas, en especial pymes, representa más de la mitad de su facturación anual.

Desde COVIAR se celebra la inclusión del enoturismo y la elaboración de vino como sectores críticos por parte del Estado Nacional; y se reitera el pedido por sumar también a la actividad primaria vitivinícola a este régimen de asistencia.

Desde ahora y hasta el 2 de octubre se habilitó la inscripción de beneficiarios para la asistencia al pago de salarios de septiembre. Respecto a los nuevos 15 rubros que se suman como “sectores críticos” para acceder al ATP (ver Anexo 2), la Decisión Administrativa 1760 adopta las recomendaciones del Acta 21 del Comité de Evaluación y Monitoreo del ATP, que destacó la necesidad de «ampliar la nómina de las actividades que se consideran afectadas en forma crítica» y recomendó que “la asistencia a estos sectores retorne a niveles similares a los de la primera ronda de los ATP”. Esto significa que se incrementa el actual piso de un salario mínimo, vital y móvil (SMVM), equivalente a $ 16.875; a 1,25 veces el SMVM, es decir, $21.093,75; para otorgar el beneficio de Salario Complementario. Este incremento en la ayuda beneficiará en el pago de salarios a las bodegas y establecimientos que elaboran vino (Código AFIP 1102012 – Elaboración de Vinos), que una vez solicitada la ayuda puedan comprobar el impacto negativo de la crisis en su nivel de facturación.

Producto de esta nueva calificación, los sectores críticos tienen el beneficio del 95% de reducción de contribuciones patronales, cuando los no críticos tienen el beneficio de la postergación de contribuciones, y puede solicitar el acceso a líneas de créditos específicas a tasas subsidiadas que ofrecen los bancos con dinero aportado por el Estado Nacional.

Para ver el Anexo 2 de la Decisión Administrativa 1760 entrar aquí.

Fuente: http://coviar.com.ar/la-elaboracion-de-vino-y-el-enoturismo-podran-acceder-a-una-asistencia-mayor-para-enfrentar-la-crisis-del-covid19/

Más noticias